Luz de Luna y su barra de autor


Hugo Fabian Olivares Lara

Ubicado en la localidad de San Andrés Huayapam; a tan solo 25 minutos del centro de ciudad, podemos encontrar Luz de Luna, un restaurante con tradición familiar y de exquisita gastronomía de la cual tuvimos la fortuna de probar sus tetelas, platillo que merece la pena una reseña a parte y que de verdad hay que probar. Desde luego la comida del lugar no fue lo que nos llevó ahí, sino un viejo amigo y bartender de talento nato, Pavel Nieto, a quien tuve la oportunidad de conocer en la tercera edición de “Maestro Coctelero“, donde obtuvo el segundo lugar con una exquisita versión de negroni con mezcal del que hablaremos más adelante.

Barra Luz de Luna

Aunque el lugar como restaurante funciona desde hace cinco años, fue hasta hace un par de meses que decidieron destinar un espacio exclusivo a la coctelería, con una barra agradable y bien equipada, donde puedes desgutar cómodamente no solo coctelería clásica en su versión tradicional o una más “actualizada” con mezcal, como los mojitos o negroni (uno de mis favoritos a título personal), trago que tuve la oportunidad de probar primera vez en la final de un concurso de cóctelería con mezcal y que la valió el segundo lugar a nuestro anfitrión que cabe mencionar, decidió integrar de manera permanentemente en su carta de cócteles y que uno de los “secretos” de este en particular es que el vermouth con el que se prepara es una receta elaborada enteramente con ingredientes de la región, con la famosa “rosita de cacao”, que muchos pueden reconocer si han probado en el tradicional tejate.

Otro de los puntos que merece mención es que la carta de cocteles contiene una amplia variedad en los ingredientes en sus recetas, que van desde los más amigables para paladares que no demandan exóticas combinaciones, hasta exquisitos cócteles que bien pueden cumplir cabalmente con los más existes criterios, aunque la amplia variedad en las recetas hará que sin duda encuentres uno con el que logres hacer mach.

Entre los cocteles que pudimos degustar durante nuestra visita, llamo mi atención (bueno la de mi paladar) el Moon Rub, que entre el xoconostle, el ron, el burbon, el mezcal y la piña tatemada, hicieron esa explosión de sabor en la boca que te obliga a preguntarte ¿cómo es que sabe tan bien?

La Recomendación

Si lo tuyo no es el mezcal joven porque lo consideras “muy fuerte” y prefieres algo con sabores más definidos y frescos, esta experiencia es para ti y si no eres mucho de cocteles te recomiendo te dejes guiar por Pavel, ya que te pueden sorprender las recomendaciones, y no olvides que después de todo una experiencia mezcalera no puede estar completa si no descubres algo nuevo.

Lo mejor

Una de las ventajas de visitar la barra de Luz de Luna es que tienes a tu disposición los mejores platillos endémicos para acompañar tus cócteles, haciendo de esta Experiencia Mezcalera algo digno de recordar y repetir las veces que sea necesario, ya que con los exquisitos platillos de la cocina tradicional autoría de Micaela Ruiz, puedes llevar la experiencias de sabores al siguiente nivel.

Puedes solicitar más información en la página de Luz de Luna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s