Asistir a la Feria del Mezcal sin temerle al éxito


Hugo Olivares

Se acerca una edición más de la Feria del Mezcal Oaxaca 2019, en el marco de la fiesta grande de los oaxaqueños que espera a más de 10 mil turistas locales, nacionales y extranjeros y que representan una importante derrama económica para los expositores. Sin embargo una de los principales derroteros de este magno evento es que cada año se pierde la “esencia de la bebida” al terminar transformado en “una enorme cantina” donde cada quien hace su propia fiesta. 

Es importante destacar que después de los “Lunes del Cerro” es el evento más importante organizado por el Gobierno del Estado, y que por primera vez se llevará a cabo en el Centro Cultural y de Convenciones Oaxaca (CCCO), y como cada año, su proyección es más ambiciosa que el anterior con un programa colmado de catas, charlas, música, concursos y hasta grupos de renombre, y que es enfocado directamente en generar un ambiente festivo, en el que es muy fácil caer y perderse en la celebración –y sobre todo en el mezcal–.

¿Qué necesitas?

Está por demás mencionar que uno de los principales elementos que como asistente no te debe faltar es el gusto por el mezcal, y recordar que el mezcal es una bebida que merece respeto principalmente al beberlo y siempre hacerlo de la forma más adecuada. Algo que es importante durante tu estancia que te puede ser de gran ayuda es mantenerte hidratado, por tal motivo llevar la mayor cantidad de agua posible es fundamental; recordemos que el agua ayuda a mantener frescas tus papilas gustativas y por ello a mejorar la experiencia mezcalera, así mismo evita que caigas más rápido en los efectos del mezcal y sobre todo, colabora bastante al día siguiente cuando la resaca te puede atacar.

Del mismo modo es ideal llevar o comprar tu “vasito mezcalero” (que puede ser un calihuey, jicarita, canuto, copita y en muy última instancia un caballito de tequila), con el fin principal de evitar los montones de vasos plásticos de “pruebita” que prácticamente sirven 1 minuto y que acaban siendo miles al final del evento, sin mencionar que es un gasto para los mezcaleros y lo más importante, generar menos desechos.

Otro muy buen aditamento y que también puedes adquirir con facilidad es una bolsa, que puede ser de algún material reusable o artesanal, que a parte de hacer de tu outfit algo más a doc con la celebración, ayuda a generar menos desechos y hacer una feria más amigable con el medio ambiente.

Primero lo primero

Se ha hecho una costumbre (y hasta se puede entender como estrategia de mercado), que el apartado de mezcaleros siempre quede en lo último del recorrido, con la finalidad de que los asistentes pasen primero por las distintas áreas y prueben desde café y cerveza, hasta dulces o productos de distintas naturalezas, relegando al mezcal siempre al final, sin embargo al llegar ahí tu gusto ya está “corrompido2 por quesos, dulces, salsas, café (la bebida menos ideal que puedes ingerir antes del mezcal) y una larga lista de etcéteras que como opciones turísticas son perfectas, pero que no generan el mejor preludio si de disfrutar el mezcal se trata.

No hay que engañarse ni tratar de tapar el sol con un dedo, la Feria del Mezcal es un negocio y se vale que todos ganen, tal vez lo injusto es que todos ahí asisten para probar un buen mezcal, y lo correcto sería que fuera lo primero que pruebes y de ser de tu gusto lo compres, ya que el esfuerzo real y la inversión fuerte la llevan siempre los mezcaleros, quienes en dicha celebración obsequian grandes cantidades de mezcal en miles de las famosas “pruebitas”, que si bien reflejan el espíritu de la Guelaguetza y la hospitalidad natural de los oaxaqueños, no se puede negar que la intención de hacer una venta es latente.

Antes de comenzar a probar date tiempo para conocer los mezcales que ahí se exhiben, pregunta los detalles, y trata de obtener una mapa mental antes de internarte en las degustaciones, recuerda que es imposible que pruebes todos y sinceramente después de un número de pruebas (que puede variar dependiendo de cada persona), es imposible que puedas definir si el mezcal es en verdad de tu gusto o solo es que tu paladar ya se ajustó a la sensación de alcohol (ahí la importancia del agua) y prácticamente le da mismo.

Recuerda que muy pocas veces tienes la oportunidad de acceder a tanta variedad de destilados (sin mencionar que Oaxaca es el principal productor de mezcal del país) entre marcas, maestros mezcaleros, comunidades, agaves y ensambles en un solo lugar, y la oportunidad de probarlos y disfrutarlos a tu gusto que sin duda es única; mi recomendación es pedir la menor cantidad posible en tus pruebas (un par de sorbos) con el fin de probar la mayor variedad que tu capacidad permite sin perder el sentido y sobre todo sin dejar de disfrutar de la fiesta.

Cremas, cócteles y otros demonios

Este tema siempre va ser un tabú que genera una gran controversia al interior de la comunidad mezcalera, por un lado hay quienes aseguran que estas bebidas demeritan la tradición que el mezcal representa y que incluso deberían ser prohibidas en este tipo de festividades, y por el otro está la fuerte demanda que tienen y la facilidad con la que el consumidor final las acepta. No se puede negar que estas bebidas son la puerta de entrada a un mayor público que inició su gusto por el mezcal con estos preparados, y que en su evolución natural terminan sumandos al gusto por nuestra bebida, así que si es un mal, es uno realmente necesario.

Lo ideal sería que definas tu gusto y te ajustes a el desde el principio, ya que lo peor que puedes hacer es que tu ingesta de mezcal sea combinada con cremas, cócteles, cervezas o cualquier otro tipo de bebidas, que puedes adquirir al interior de FMO, recordemos que el mezcal es muy celoso y que te puede pasar la factura al día siguiente cuando sientas morir por la despiadada resaca.

Un gran poder…

Tener acceso a tanta variedad de los mejores mezcales, cremas, cócteles, preparados y hasta cervezas, sin dudad conlleva a una aún más grande responsabilidad, una recomendación que no debe faltar es naturalmente el consumo moderado, ya que aunque las autoridades anunciaron una mayor tolerancia en los operativos alcoholímetro para los turistas, lo mejor es no dejar el fin de tu aventura a la suerte y extremar precauciones. 

Es por eso, que una de las principales recomendaciones que aunque trillada nunca está por demás y la que sí debemos acatar como una regla general o ley no escrita (basándonos en la lógica de que la mejor fiesta es la que no acaba en tragedia), es que si eres “fan from hell” del mítico destilado lo mejor es tener un conductor designado o definitivamente inclinarte por el transporte público que (aunque los taxistas en estas fechas afilan sus garras en cuestión de tarifas), no deja de ser mejor que pasar una cruda en el torito oaxaqueño –en el mejor de los casos–, así que es mejor que antes de salir de tu casa u hotel, te predispongas a pagar un “taxi caro”, que siempre será mejor opción que un “abogado barato”.

Todo lo anterior (a excepción del penúltimo párrafo) no son reglas que debas seguir al pié de la letra, son sencillas recomendaciones que lo único que buscan es ayudar con tu experiencia en la Feria del Mezcal Oaxaca 2019, la que es la celebración más grande que le brindamos a nuestro mezcal en Oaxaca y que la vale la pena disfrutar plenamente… y no olviden que el mezcal como al ser amado, lento y a besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s