Denominación del mezcal

 

Por: Carlos R. Aguilar Jiménez.


Si bien todavía es Oaxaca el principal fabricante de mezcal y el más célebre de los estados que comparten su producción y elaboración debido a la gran biodiversidad de agaves que tiene y a los miles de palenqueros que hacen artesanalmente esta bebida alcohólica, poco tiempo durará este privilegio porque la competencia organizada, solidaria e industrializada de los otros estados mezcaleros que tienen tradición mercadológica e industrial, desbancarán a Oaxaca, porque las ventas, el mercado y aceptación de compradores no depende de tradiciones y normativas, sino de calidad, fama y celebridad, pero especialmente de publicidad.

No existe ningún mezcal que sea igual, todo depende del maguey, de la tierra y el clima donde crezca y del proceso que utilicen productores para obtener una bebida de calidad que pueda competir en el mercado, porque de eso depende todo, de la capacidad de competencia y en un mundo globalizado quien no hace productos de excelencia pierde y se extingue, así que más allá de buscar protección, amparo o ayuda del gobierno para revertir la denominación de origen otorgada recientemente a 44 municipios de 3 estados, presentando una controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación para echar abajo la resolución del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, lo que deberían hacer es organizarse y prepararse para competir, como todo en la vida y como deberían reaccionar los productores y comerciantes, no esperar que el gobierno como si fuera su papá o Dios les ayude y proteja. En el mundo capitalista únicamente sobreviven quienes se adaptan o compiten, no quienes buscan amparo y protección, porque el consumidor de mezcal se guía por la publicidad o celebridad, así que aunque el Estado de México, Aguascalientes y Morelos produzcan mezcal, si como el excelente Tequila de Jalisco o el célebre Champagne francés, no tienen calidad o celebridad, los otros estados mezcaleros no podrán competir con el mezcal de Oaxaca y por esta razón los miles de productores que venden como pueden, si se unen, organizan y el Consejo Regulador del Mezcal deja de imponer obstáculos a los productores clásicos y célebres, como al mezcal de la Vega, que con su calidad, celebridad y jerarquía, no le dejan clasificarse como Mezcal, sino como un destilado de Agave, quienes pierden son los mafiosos del Consejo Regulador del Mezcal, pandilla que ha dejado otros estados tengan denominación de origen, limitando a los tradicionales y auténticos productores de mezcal, como el de la Vega, que tiene que mimetizarse para venderse, por la ineptitud de quienes ahora envidiosamente no quieren que otros estados lo produzcan, para así no competir, castigando hasta a los más emblemáticos mezcales oaxaqueños, como el de la Vega o el mejor de todos… el Mezcal Galáctico.    

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s