FIM Oaxaca: ni internacional, ni del mezcal.

 

+La 20ª edición de la Feria Internacional del Mezcal, terminó con más pena que gloria

Entre tambores de banda, música electrónica y humo de cigarro, se llevó a cabo el último día de la vigésima edición de la Feria Internacional del Mezcal (FIM). Hago hincapié en esos tres aspectos, ya que fueron los que más atacaron mis sentidos al asistir a este “glorioso cierre” de la FIM.

Después de diez días de tamborazos, banda, “tragos coquetos” y bullicio sin sentido, terminó lo que algunos ingenuos llaman la Feria Internacional del Mezcal, o como ahora se le conoce: “La Feria Internacional de las cremas y los cocteles con mezcal”. Irónico mote que después de 10 días de escándalo, comida, botanas y todo tipo de productos que se le puedan vender a los turistas (claro, entre todo eso, un poco de mezcal), le viene como anillo al dedo. Presenciar solo el último día de la FIM,  fue suficiente para darme cuenta que la Feria Internacional del Mezcal, nunca le hará justicia al pretencioso nombre que ostenta.

Experiencia mez

Bastó con caminar por el pasillo de acceso, para darme cuenta del poco ingenio que los organizadores tuvieron en su burdo intento de regalarle a los asistentes una “experiencia mezcalera”, ya que la escenografía montada para demostrar los procesos de elaboración del mezcal carecía de gracia y diseño, más bien me trajo el recuerdo de aquellos viejos festivales escolares, donde con papel de estraza se simulaban piedras y, con cartones y pintura, ladrillos. Al ver la austeridad del escenario, no pude dejar de pensar en las cientos de personas que pasaron por ahí y vieron cómo una piña de tobalá verde debía estar en el molino chileno junto a bagazo y agave cocido, y que esa sería la idea de uno de los procesos para la elaboración de la bebida con más tradición en Oaxaca, sobre todo si para lo único que se acercan al lugar, es para la famosa “foto pal feis” y no para preguntar, informarse o acudir con los encargados del área  (que ojalá fueran personas preparadas, o que por lo menos supiera los procesos de fabricación artesanal) o de aquellos turistas extranjeros, que en su ignorancia trataban de averiguar el sabor del agave verde que estaba en la muestra, y pasaban los dedos por los muñones de la piña intentando, fallidamente, obtener un poco de la esencia para después llevarlo a la boca, como muestra la poca o nula culturización en el área que, hasta donde entendí, estaba designada a eso.

Al salir de la triste representación, en una fila de pequeños cajones de uno por dos metros aproximadamente, cada uno, estaban los maestros mezcaleros (dos por espacio) invitados (que cabe mencionar se debió a la gestión del Sistema Producto Maguey Mezcal, y no a la generosidad de los organizadores), cosa que se hacía evidente, al ver lo limitado y pedestre del espacio “regalado” para quienes después de charlar con algunos, resultaran ser productores artesanales de los nueve distritos productores en el Estado.

Animados y con ganas de vender, no tardaban en ofrecer la “pruebita” con gusto a quienes se acercaran, y pese que algunos la pedían de tobalá, arroqueño o algunos de sus mezcales más costosos, los emprendedores expositores no vacilaban en entregarla con gusto. Después de platicar con algunos de ellos, les cuestioné sobre cómo podrían definir su balance en la FIM, la respuesta era clara: “entre lo que se vendió y lo que se regaló, pudimos salir al paso”, dando a entender que no hubo las ganancias esperadas. Sin embargo hubo un joven productor que con optimismo agregó: “pero lo bueno es la publicidad y que nos estamos dando a conocer”,  y quien no dudó en ofrecerme una prueba de sus mejores mezcales. Cabe mencionar que sus precios eran bastante accesibles, ya que al no ser mezcales certificados, no tienen que cubrir el agresivo impuesto y todos los gastos que conlleva tener una marca certificada.

Invitados

Después de permanecer un momento con los mezcaleros invitados y al continuar el recorrido, pude llegar a la “zona VIP” de la FIM, donde lo primero que noté fue el molesto y ensordecedor ruido de la música del escenario. Seguido de un montón de jóvenes animados y enfiestados que apenas comenzaban la noche, y que hacían difícil transitar por el lugar, ya que por todos lados se formaban pequeños montones de alegres bebedores que, botella en mano, disfrutaban del ensordecedor ruido.

En aras de hacer un recorrido “rápido y sin dolor”, opté por ubicar las marcas que suelo preferir, y comenzar mi degustación. Triste fue mi sorpresa al darme cuenta que tenía que hablar fuerte y al oído a la persona que se encargaba de explicar los generales del mezcal que estaba degustando, situación que se volvió más incómoda al adentrarme más, ya que las “marcas grandes” se encargaron de llevar edecanes y sonido propio con música, que se mezclaba con los tambores de las bandas que, con el fin de “agregar ambiente”, alguna otra marca llevó. Desencantado y con ganas de salir corriendo para huir del molesto bullicio, pude charlar con amigos mezcaleros que me regalaron un poco de su experiencia en esta feria que no parecía del mezcal, sino más bien de la crema, del cóctel y los cigarros.

Después de salir del lugar, lo único que pude pensar es en los expositores que se tuvieron que aguantar 10 días de ese ruido estridente, que después de 30 minutos se vuelve molesto e insoportable.

Recapitulando un poco, en la mayoría (por no decir todos) de los stands que visité, los expositores se notaban molestos, fastidiados y algunos hasta arrepentidos (incluso pude notar algunos stands abandonados) por haber asistido, ya que algunas marcas incluso invirtieron dinero extra para dar un concepto más acertado sobre el mezcal y su marca, lo que quedó perdido entre el ruido y los cócteles baratos, ya que nadie podría generar una venta decente, en semejante ambiente tan agreste; mucho menos lograr contactos de negocios a favor de la industria del mezcal, y sobre todo a los pequeños fabricantes y expositores. Incluso hubo quienes aseguraron que ésta sería su última participación en la FIM, y pese a que “la venta no fue mala” no valía la pena si tenía que lidiar con jóvenes embriagados, y aguantar la tortuosa mezcla resultante de varios equipos de sonido a todo volumen encendidos al mismo tiempo.

Esta es la primera FIM que organiza la administración del gobernador Alejandro Murat, y solo puedo esperar que los organizadores, e incluso el mismo Secretario de Economía, recapaciten sobre lo que se está haciendo con la cada vez más decadente Feria Internacional del Mezcal. Lo ideal sería dejar pensar en la venta de entradas a los jóvenes que solo buscan una parranda barata, y que dejaran de verla como una pequeña mina de oro, enfocándose en la decencia y el respeto que merece, ya que como oaxaqueño –y sobre todo como amante de la cultura que el mezcal representa– me parece aberrante que una feria del mezcal que podría ser de las mejores en México, sea degrada a un antro sin ningún significado ni sentido, y que dista mucho de representar los que el mezcal significa y es en realidad.

Gritando

Sus organizadores deben dejar de ver a la feria como un negocio, y coordinar esfuerzos con cada uno de los sectores del ecosistema del mezcal, enfocándose en una promoción acertada, informada y sobre todo documentada del destilado, tal vez ese podría ser un buen reinicio.

Sin embargo, pareciera que su esfuerzo está centrado en quitarle al mezcal el estatus al que ahora pertenece, degradando su máxima festividad en Oaxaca, a una mala copia de las ferias de pueblo, y a lo que llaman la Feria Internacional del Mezcal que lo único que tiene de verdad, son dos grandes mentiras que lleva incluso desde el mismo nombre, porque ni es internacional (no había productos ni de otros estados) y tampoco es del mezcal: en esta ocasión quedó brutalmente reducida a una feria del coctel y las “cremitas” que, en su mayoría, ni siquiera están elaboradas con base de mezcal.

 

Hugo Olivares | Nación Mezcal

5 Respuestas a “FIM Oaxaca: ni internacional, ni del mezcal.

  1. En efecto mi estimado Hugo, hubo una pésima organización, se priorizan privilegios de espacios y difusión a las “Marcas grandes” fomentando la competencia desleal, tuve la oportunidad de participar como expositor y me deja muy mal sabor de boca, ya que las figuras políticas sólo iban por la foto a los “Pulpos. Mezcaleros”, total desapego al reglamento en cuanto al ruido, edecanes, certificaciones, etc. Llegué al punto de que el 95% somos solo el relleno para lograr el evento. En cuanto al público visitante, va más a “desquitar” los $40.00 del acceso, siendo que este recurso no llega al productor, es una desproporción abismal entre lo invertido en degustaciones y las ventas concretadas, en fin, deseamos que se mejoren las condiciones y fomentar una competencia sana, saludos desde Oaxaca

    Me gusta

  2. Cuanta razón tienes Hugo Olivares ! No me arrepiento de no haber asistido a ver este sainete , que se hizo a costillas del mezcal! Me basta ver lo que a diario veo en los expendios de mezcal en el mercado Benito Juárez, como bien dices ,quienes atienden estos expendios ,tienen un doctorado en ignorancia de lo que es el mezcal. Al pasar escuche una pregunta de un cliente, ante el ofrecimiento de una botella de mezcal reposado ….que tiempo tiene de reposo este mezcal ? La respuesta fue , diez días . Bien estaría que dieran un curso a quienes ofrecen y venden mezcal , en el que por lo menos sepan la terminología necesaria , acerca de este producto . Que sí no soy un experto se distinguir un mezcal de ágave y uno obtenido por otros medios . Así mismo citas las cremas que nada tienen que ver como derivado del mezcal , que se exhiben y promocionan sin recató alguno ! Recibe un cordial saludo Hugo Olivares y hasta la próxima !

    Me gusta

  3. Amigo, no eres al único que le parece mal la organización de la FIM. Cuando estuvimos en los preparativos se vivió unas peleas, ya que hasta donde supe hubo dos grupos dentro de los maestros mezcaleros de los cuales tenian a un “asignador” de espacios, al momento de empezar a entregar cada stand llegaba otro que alegaba ser de él, y esto sucedió en 4 ocasiones; la “única” opción que le quedó a los organizadores fue de construir 5 stands más sabiendo que quedaban menos de 24 horas antes de iniciar el evento.

    Estuve presente, los “carpinteros” argumentaron que empezarían a las 10 de la noche del viernes y que para las 3 o 4 de la mañana ya estarían listos para su uso los 5 stands. Todos se fueron a descansar, a las 7 de la mañana del sábado llegamos al llano, con una enorme sorpresa!!! NO HABÍAN ACABADO NISIQUIERA 1 STAND COMPLETO!!!! Entonces, se tuvo una platica con los organizadores en la cual andaba una señora (Brenda – no recuerdo bien su nombre) en especial que solo se beneficiaba para sus “productos”, se le comentó que se estaba esperando a que terminen para instalar el mezcal y respondió; “esperén, que los carpinteros estan ocupados”, y eso era mentira, ya que los carpinteros estaba sentados sin hacer algo para terminar sus pendientes, despúes la señora que sentía la presión de todos se fue a su stand (bien hecho y doble!) para sentarse y checar su celular… Gracias a eso, solo demostró que su único trabajo era beneficiarse y quedarse sentada, nadamas!!.

    Estando en la situación, los expositores que les faltaba su stand se vieron a la necesidad de continuar con el trabajo de los carpinteros, dos de ellos comenzaron contruyendo el piso para despues ordenar sus productos.

    Es lamentable ver como algunos que estan de “organizadores” solo veán las cosas para su beneficio, 3 años consecutivos eh ido y la de este año, fue la peor.

    Me gusta

  4. Pingback: FIM Oaxaca: ni internacional, ni del mezcal. — Nación Mezcal – Protejo y Ayudo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s