“Hace falta una norma para el mezcal tradicional y otra para el industrial”: Abel Alcántara

Abel Alcántara Hidalgo

Abel Alcántara Hidalgo, promotor de la asociación civil Maestros del Mezcal Foto: Citlalli Cid

“Sabemos que hay intereses económicos fuertes”: Sósima Olivera

Que llamen a las cosas por su nombre: que oficialmente denominen “komil” a su invento; “marranilla”, al “mezcal” industrial; y mezcal, al mezcal tradicional.

Pero “sabemos que hay intereses económicos fuertes”, enfatiza la mezcalera Sósima Olivera Aguilar ante el comentario, “y no nos van a dar la razón”, aunque nosotros “seguiremos insistiendo en que el mezcal tradicional debe certificarse de forma independiente al ‘mezcal’ industrial”.

–¿No la intención de las transnacionales de la industria del tequila y el mezcal puede ser llevarse magueyes de cualquier lado del país a una planta que pongan en Tlalnepantla, Estado de México, por decir un lugar, procesar “komil” y venderlo masivamente?

–Puede ser. En la Mixteca, por ejemplo, las marcas  de mezcal están yendo con mezcaleros y les ofrecen comprarles a 30 pesos el litro: ¿no es eso excluyente ante los ojos de las instituciones oficiales?

Durante un primer acercamiento entre la asociación civil Maestros del Mezcal –a la que pertenece Olivera Aguilar—y el titular de la Dirección General de Normas de la Secretaría de Economía (SE) federal, Alberto Ulises Esteban Marina, subdependencia encargada del proceso que busca sea aprobada la Norma 199 que denomina de manera global como “komil” a los mezcales que están fuera de la oficial Denominación de Origen Mezcal (DOM), prospecto de norma que ha sido totalmente rechazado por los productores originales de mezcal, quedó en claro que:

–Para los integrantes de dicha asociación la reunión efectuada de forma reciente en conocido restaurante de la ciudad de Oaxaca fue sólo eso, un acercamiento, mientras que para el director General de Normas de la SE es parte de “un periodo de consulta pública”.

–Para los mezcaleros tradicionales la Norma 199 sería una “imposición”, mientras que para la SE no, porque estaría sustentada en la Norma 070  y la DOM publicadas en el Diario Oficial de la Federación en 1994.

2 Alberto Esteban, director de Normas de la SE

Alberto Esteban, director General de Normas de la Secretaría de Economía. Foto: Citlalli Cid

–El funcionario mencionado desconoce el tema mezcal.

Después de la reunión, se abrió una ronda de preguntas para los medios: NACIÓN MEZCAL le planteó a Esteban Marina que, en todo caso, los mezcaleros tradicionales también veían a la Norma 070 y a la DOM como imposiciones… Luego, una reportera le preguntó cuáles eran las zonas (“regiones geográficas”) con DOM en Oaxaca, y el funcionario contestó que, “híjoles, no me las sé de memoria” (en Oaxaca la zona denominada “Región Mezcal” comprende Sola de Vega, Miahuatlán, Yautepec, Santiago Matatlán-Tlacolula, Ocotlán, Ejutla y Zimatlán).

No obstante, Abel Alcántara Hidalgo, promotor de la asociación Maestros del Mezcal, ve con buenos ojos el acercamiento entre los mezcaleros tradicionales y el funcionario de la SE: “Ulises Esteban está aprendiendo, está dándose un baño de mezcal, relacionándose con la gente que sabe (los maestros y maestras mezcaleras tradicionales), y yo creo que eso le va a cambiar el esquema que él tiene”, sobre todo porque “lo primero que hizo fue reunirse con los de los mezcales industriales y también con los tequileros”.

–¿Pero no esto que la SE llama “periodo de consulta pública” está como muy a modo para las industrias mezcalera y tequilera, para que finalmente se apruebe la Norma 199?

–Yo lo que veo es que estamos teniendo un buen comienzo: por fin se va empezar a discutir con seriedad el tema del mezcal en este país, pues necesitamos que cuando ellos, los funcionarios correspondientes, expidan una norma como ésta, consulten a historiadores, biólogos, botánicos y, sobre todo, a los productores de mezcal tradicional.

“Ahora nos vamos a dar cuenta que hace falta una norma para el mezcal industrial y otra para el mezcal tradicional, y nos percataremos que la representación del sistema producto maguey-mezcal sirvió para la época [del entonces presidente Ernesto] Zedillo, pero ahora ya no: tenemos que modificar esa representación de los maestros y maestras del mezcal en el sistema productor.

“También tenemos que modificar la forma en que se han hecho las denominaciones de origen en este país,  a Diódoro [Carrasco Altamirano, gobernador de Oaxaca entre 1992 y 1998] se le pasó meter a la DOM a las mixtecas alta y baja, a los mixes y a la Sierra Juárez, y por lo tanto, los compañeros, que son más de 250, no tienen DOM y no pueden ponerle mezcal a su mezcal desde el punto de vista legal, aunque históricamente le llamen así”.

Además, es “indispensable que mejoremos la certificación, que ya no tarden tanto en certificar, que cuando un maestro mezcalero quiera certificar su maguey y su palenque que le tarden si mucho quince días, y entonces esté en condiciones  de asociarse para sacar una marca”.

En fin, “creo que finalmente ahora es muy positivo que se empiece a discutir el tema del mezcal tradicional y del mezcal industrial seriamente”.

Abel Alcántara coincide en que el proceso en general está hecho “a modo para los mezcales industriales y para los tequilas”, transnacionales que antes “querían apropiarse del término agave y ahora del término mezcal”.

–¿Habrá tiempo para evitar la imposición?

–Ulises Esteban está aprendiendo, está dándose un baño de mezcal, relacionándose con la gente que sabe, y yo creo que eso le va a cambiar el esquema que él tiene, porque lo primero que hizo fue reunirse con los de los mezcales industriales y también con los tequileros.

“Pero ahora está teniendo la opinión de los maestros del mezcal tradicional. Y necesariamente va a tener que modificar su actitud: está conociendo, se está informando y está cambiando de opinión”.

Y ¿“si no”?, pues “va a enfrentarse con un problema con las maestras y maestros del mezcal tradicional de este país”.

–¿No estaría bien que  a las cosas se les diga por su nombre: si quieren que inventen su “komil” y que sea una bebida industrial equis; que se le llame mezcal al mezcal tradicional,  como siempre; y que  se nombre “marranilla” a lo que todos sabemos qué es “marranilla”?—se le comenta con humor a Abel Alcántara.

–El oaxaqueño que conoce la historia, tradición y cultura de su estado no va a tomar un mezcal industrial –para no ponerle nombre, ¿verdad?—porque sabe que puede beber uno tradicional con garantía de calidad y con toda confianza: la “marranilla” es otra cosa; el mezcal tradicional, elixir de los dioses, chingao.

–¿Por qué no registran “marranilla”?, que ese nombre  se lo queden los industriales del mezcal…

–Sabes cómo le dicen en Durango: “cochana”; en Guerrero también tiene un nombre similar. Todos referentes al pobre animal, chingao.

Renato Galicia Miguel | Nación Mezcal

Una respuesta a ““Hace falta una norma para el mezcal tradicional y otra para el industrial”: Abel Alcántara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s